El 30 de junio finaliza el plazo de pago voluntario de los Impuestos sobre Bienes Inmuebles de naturaleza Urbana y Rustica (IBI) de 2022.

A los contribuyentes que tengan domiciliados estos impuestos, se les cargará en su cuenta a partir del 30 de junio.